Día 2: Ni la lluvia puede con nosotros

Desde pequeñita he visto series de anime como Sailor Moon (mi preferida), La familia crece, Oliver y Benji… Es una afición que he seguido manteniendo hasta ahora. Despertarse en Japón sabiendo que vas a visitar el Museo Ghibli, uno de los mejores estudios de animación del mundo, me sentía increíblemente feliz. Ni la lluvia podía arruinar nuestro segundo día del viaje a Japón.

Amanecemos en Tokio y no somos capaces de asimilar que ¡estamos en Japón!

Todavía con algo de jet lag nos despertamos para comenzar nuestro segundo día por tierras asiáticas. Compramos algo en el supermercado debajo del hotel y cogemos la Yamanote Line JR hasta Tokyo Station.

Estación Tokyo

Edificio de la Estación Tokyo

Autobús Hello Kitty en Japón

Autobús de Hello Kitty en Japón

Un pequeño paraíso en medio de la gran ciudad

Para hacer algo de tiempo fuimos a ver los alrededores del Palacio Imperial de Tokyo. Visitamos los jardines Orientales y los famosos puentes Nijubashi que dan entrada al anterior. Es increíble ver los hermosos jardines rodeados de enormes rascacielos.

Jardines Orientales del Palacio Imperial

Jardines Orientales del Palacio Imperial de Tokio

Puentes de acceso al palacio imperial

Puente de acceso al Palacio Imperial

Puente del palacio imperial

Segundo puente al Palacio Imperial

El acceso siempre ha estado muy limitado hasta junio del 2016 que han facilitado la entrada. Nosotros no teníamos mucho tiempo en nuestro viaje a Japón así que descartamos la opción de entrar. Pero si os interesa entrar os recomendamos llegar pronto, el número de visitantes que permiten cada día es limitado.

Entrada Palacio Imperial de Tokio

Palacio Imperial de Tokio

Volvimos a la Tokyo Station y tomamos la Chuo Line JR hasta Mitaka.

Importante, la Chuo Line JR tiene dos líneas: la rápida que sólo para en algunas paradas y la lenta que para en todas las estaciones, incluida la que queremos. Nosotros no nos fijamos y cogimos la rápida, así que nos pasamos de parada y tuvimos que retroceder en otro tren.

Dichoso monzón

El cielo cada vez estaba más gris, no paraba de llover y el sol no hacía mención de salir a saludarnos. Pero nada podía estropear ese día 🙂

Nuestras entradas para el Museo eran a las 14h y queríamos llegar con tiempo suficiente para disfrutar del agradable parque Inokashira-koen. Lo que no pensamos es que no era el mejor día para pasear por un parque. La emoción nos pudo y llegamos dos horas y media antes.

Observamos el cielo esperando que la lluvia nos diera una tregua, pero aún así nos animamos a dar un paseo. “Este parque con solazo tiene que se precioso” pensamos. Y de repente nos encontramos frente a la puerta de un Zoo.

Lo cierto es que no somos muy amigos de los zoológicos. Sin embargo nos decidimos a entrar para tener la posibilidad de ver animales característicos de Asia que posiblemente no veríamos en ningún otro sitio y ¡allí que fuimos!. Con el día que hacía los animales no estaban muy animados.

Zoo en inokashira Koen tokio

Curioso banco en el Zoo de Inokashira koen

Había una zona de anfibios, peces y crustáceos que se encontraba bajo techo. Coincidió que en ese momento había una muestra de unos pequeños crustáceos que podías coger con la mano. Era una actividad principalmente para niños, pero eran unos bichitos que nunca había visto. Sin pensármelo mucho metí la mano para tocarlos. Creo que si lo hubiera pensado dos veces, no lo habría hecho.

La entrada al zoo fue muy barata, nos sorprendió bastante. Eran en torno a 400 yenes por adulto, algo menos de 3,50€. Estaba muy cuidado y todo muy limpio, además los trabajadores eran muy amables y atentos con los animalillos.

Por fin, visita al Museo Ghibli

A las 13h decidimos salir para comer algo antes de la visita. Localizamos el Museo Ghibli siguiendo las señales de Totoro y muy cerquita había un supermercado. Compramos algo de comer y aprovechando que no llovía nos sentamos en un banco disfrutando de la tranquilidad del parque que rodea al museo.

Entrada Museo Ghibli

Entrada el Museo Ghibli de Tokyo

Totoro en la entrada al Museo Ghibli

Totoro en la entrada al Museo Ghibli

A las 14h teníamos la entrada al Museo, llegamos 15 minutos antes y ya podías ir entrando así que aprovechamos. No quiero contaros mucho al respecto ya que el encanto de ese sitio en parte es no saber exactamente qué vas a ver. Sólo os diré que te acabas sintiendo como una niña pequeña en un cuento de fantasía.

Si queréis saber más información básica acerca del Museo y sobre todo dónde comprar las entradas podéis visitar el post que hice donde tendrás todas la información.

Edificio museo ghibli

Edificio del Museo Ghibli de Tokyo

Visitas frikis

A la salida, el día seguía sin acompañar así nos dirigimos a la estación y cogimos de nuevo la línea JR Chuo Line. Esta vez hicimos parada Nakano para visitar la famosa galería Nakano Broadway. Se trata de una galería comercial conocido por disponer de numerosas tiendas relacionadas con el manga y el anime. Lo curioso de estas galerías es que aquí abrió la primera tienda Mandarake, y actualmente tan sólo en este complejo hay 25 tiendas Mandarake cada una de ellas especializadas en una temática. Se podría decir que es un mini Akihabra sin la electrónica.

Mandarake en Nakano Broadway

Una de las tiendas Mandarake en Nakano Broadway

Me parece un sitio interesante para los amantes de los mangas y el anime para comprar tanto libros como figuritas a buenos precios.

Máquinas gacha en Japón

Máquinas Gacha en Nakano Broadway

Curiosa máquina gacha en japón

Una de las curiosas máquinas gachas en Japón

Descubriendo el barrio de la electrónica

Tras las compras pertinentes cogimos de nuevo la línea JR hasta Akihabara y sus abarrotadas calles.

Akihabara

Akihabara

Maid cafe en akihabara

Maid Cafe en Akihabara

Paseamos rodeados de altos edificios y cegadoras luces de neón. Las chicas de los maid cafe captan clientes mientras cientos de personas transitan las calles. Por supuesto nuestra paradita por los recreativos era obligatoria.

Recreativos Sega en akihabara

Recreativos Sega en Akihabara

Guía de plantas Sega

Guía de las plantas de los recreativos Sega

Akihabara edificio

Akihabara

Acabamos comiendo unas ricas crepes a las que no pudimos resistirnos.

De vuelta al hotel en la estación de Akihabara nos encontramos con un montón de gachas. Es decir, máquinas expendedoras de cápsulas en las que te sale un muñeco, llavero o cualquier cosa que te puedas imaginar.

Cada máquina tiene una temática distinto y los japoneses son muy aficionados a ellas, y puedes encontrarlas prácticamente por todos lados. Había una masa de gente alrededor de ellas y yo por supuesto tenía que meterme ahí dentro, no me pude resistir. Y con mi gacha de Sailor Moon me fui tan contenta a descansar tras nuestro segundo día del viaje a Japón.

Espero que os haya gustado el día de hoy, volveremos en breve con nuestro día por el parque Yoyogi, Takeshita Street y Shibuya.

Mientras tanto podéis disfrutar de nuestro día a través del siguiente vídeo ¡Disfrutarlo!