Hemos recorrido durante 18 días Tailandia y hoy venimos a contaros los alojamientos en los que estuvimos. Las características, precios y nuestra experiencia en cada uno de ellos. Hay mucha variedad de alojamiento en Tailandia y para todos los bolsillos.

Si vas a viajar a Tailandia próximamente o eres un enamorado de este país y lo tienes como un posible destino, este post te interesa.

Nosotros viajamos 4 personas y en ocasiones nos alojamos en habitación cuádruple y otras en habitación doble.

Una cosa importante a tener en cuenta, es que si no realizas el pago del alojamiento en Tailandia de forma anticipada deberás pagarlo en efectivo en la mayoría de los casos. Y en caso de querer pagar con tarjeta, en todos los alojamientos te cargan un 3% de tu estancia. No obstante leer bien las condiciones de cada alojamiento porque en alguno no nos dejaron pagar con tarjeta.

Bangkok

En la capital de Tailandia hay una gran variedad de alojamientos. Todo depende de tu presupuesto y la zona en la que desees alojarte.

The Neighbor Hoot Hostel&Cafe

Nosotros optamos por alojarnos en este hostel durante 3 noches en una habitación cuádruple. Nada más llegar nos recibieron con agua bien fresquita, lo cual se agradeció ya que la temperatura era muy alta y la humedad agobiante. En la entrada había varios cristales llenos de fotos de huéspedes y dedicatorias. Nos hicieron unas fotillos y el último día nos pidieron que escribiéramos en el cristal unas palabras.

Se trata de una hotel inaugurado recientemente y con muy buenas críticas. El hostel dispone de una sala común en la azotea con una habitación con nevera, cocina, microondas, aire acondicionado, una televisión, dvd y películas para ver. Desde esa habitación tenías acceso a una pequeña terraza con una mesa y sillas. ¡Muy completo!

Entrada al hotel

Nuestra estancia incluía un desayuno que nos preparaban por la mañana al momento. Constaba de café, tostadas, mermeladas, tortilla y salchichas. En general, el personal fue muy amable y atento, no hablaban mucho inglés pero se esforzaban en ayudarte todo lo que podían.

La habitación era correcta, constaba de 4 literas pero era un estilo más cápsula donde tenías suficiente espacio para dejar tus cosas y no era para nada agobiante. Teníamos un lavabo en la propia habitación y un baño privado con ducha.

Cama en habitación cuádruple

Coloridas y originales paredes de la habitación

Baño dentro de la habitación

El hostel estaba ubicado en una zona tranquila y residencial, no vimos turistas por el barrio. Desde la calle principal al hostel había varios puestos de comida y dos supermercados.  A 5 minutos andando había una parada del único metro que recorre Bangkok. Con él puedes llegar a Chinatown o Lumpini. Sin embargo, zonas como Khao San o El Gran Palacio se encontraban bastante lejos y tenías que ir en taxi, esto implicaba 40 min de atascos. Incluso algún taxista no quiso llevarnos, imaginamos porque no le salía rentable. Quizás este sería el único punto negativo al alojamiento.

El precio fue de 116€ las tres noches, en una habitación para 4 personas. Muy bien de precio, aunque como digo hay que contar con el transporte.

TIP. Si lleváis idea de alojaros aquí o cerquita os recomiendo un pequeño mercado de comida local. Para llegar allí, sales del hotel y giras a mano izquierda hacia la calle principal. Una vez allí, giras a la derecha y caminas un par de minutos hasta una zona de mercado donde verás ropa y algún puesto de comida.

Entra sin miedo y llegarás a una zona con un montón de puestos locales de comida tailandesa. Allí los locales cogen su plato de comida en el puesto que más les guste, hay un puesto para las bebidas y una zona de mesas para sentarte. Un plato de arroz con carne y un bol de caldo nos salió por 50 baths, y una coca cola por 10 baths. Así que al cambio por 1,50€ comimos genial. Al principio íbamos un poco desorientados pero basta con observar a la gente, ver qué pide y decidir.

 

Chiang Rai

Tras visitar la capital de Tailandia volamos hasta el Norte y pasamos unos días en Chiang Rai.

Zan Pla Nade Guesthouse

Este hotel se encuentra a 300 metros de la actual estación de buses (aunque creo que la iban a trasladar), y a 5 minutos andando de una de las calles principales. El hotel disponía de una zona común con una cocina y un simple desayuno a base de café y fruta. Y en la entrada hay unas largas mesas donde relajarte y planificar tu viaje.

Recepción

Zona común de desayuno

Jardín en las zonas comunes

Nos alojamos durante 2 noches y reservamos dos habitaciones dobles. Disponía de baño privado, nevera, aire acondicionado y televisión. Nuestras habitaciones se encontraban en un piso superior y eran muy confortables.

La ubicación era muy buena, se encontraba a 5 minutos andando a una de las calles principales con supermercados y numerosos restaurantes (incluido un Cat café). A 10 minutos del mercado nocturno de Chiang Rai donde había puestos de todo tipo, incluidos de comida y actuaciones en un escenario. Los domingos también montan un mercado nocturno que se encuentra a 30 minutos andando y donde encontramos de los mejores precios para hacer compras.

Cama de la habitación doble

Habitación doble

El precio por dos habitaciones dobles durante dos noches fueron de 60€ en total. ¡Muy buen precio!.

TIP. En este alojamiento contratamos una de las excursiones que más nos gustaron de todo el viaje. Ofrecían por 1000 baths por persona, un tour por el templo blanco, templo turquesa, cabaña negra, monkey cave, plantaciones de té, el triángulo dorado…. Incluido comida y transporte en furgoneta con agua fresquita. Un guía que hablaba inglés nos acompañaba y fue muy simpático y divertido. 100% recomendable.

 

Chiang Mai

En el norte haríamos otra paradita en la ciudad de Chiang Mai en la que nos alojaríamos tan sólo una noche para posteriormente dirigirnos a las islas.

Little Bear’s Home

Este hotel de reciente construcción se ubicaba a 100 metros del monumento de los Reyes y a 200 metros del mercado de los domingos. Nada más entrar debes descalzarte, como en la mayoría de hoteles de Tailandia. Allí mismo hay una zona común con cómodos sofás y unas mesas en las que picar algo o planear tu viaje. Tal y como indica el nombre del hotel todo está lleno de osos en sus distintas versiones: peluches, cuadros, cojines, etc.

Fachada del hotel

Sofá en la recepción del hotel

Nos alojamos en una habitación para cuatro con dos camas de matrimonio enormes. Así como unos simpáticos peluches de osos. La habitación era enorme teníamos una nevera, espacio para dejar las maletas y colgar la ropa, un diván de cuero para relajarte y un potente aire acondicionado que se agradecía.

Camas en la habitación

Interior de la habitación

El hotel no incluía desayuno aunque disponías de café y té gratis. No obstante en la misma calle del hotel (saliendo a la izquierda) hay dos restaurantes visitados en su mayoría por gente local muy baratos y ricos.

La ubicación era buena, dentro de la muralla, cerca de templos y al lado de una calle principal donde era sencillo coger un transporte para moverte.

Nos alojamos una única noche y el precio de la habitación cuádruple fue de 31€.

 

Phuket

Llegamos al sur y los precios de los hoteles de Phuket se disparaban conforme a lo que estábamos acostumbrados en el resto de Tailandia. Llegábamos de madrugada al aeropuerto de Phuket por lo que buscamos un hotel bien situado entre el aeropuerto y el ferry para coger el último día.

The Blue Pearl Kata Hotel 

Este hotel se sitúa a 300m de la playa Kata una de las mejores de Phuket y que no suele estar muy abarrotada de gente. Dispone de una pequeña piscina en la azotea y un rico y variado desayuno incluido en el precio. El hotel está decorado con temática marinera y es muy bonito. Los servicios de taxi y alquiler de motos que ofrecía el hotel eran muy caros, podías encontrar mejores precios en los alrededores.

the blue pearl kata

Fachada del hotel

the blue pearl kata recepción

Recepción del hotel

Nos alojamos en dos habitaciones dobles que se comunicaban por una puerta común. Una de ellas era enorme y la otra más normalita. El baño en ambos casos era bastante grande y moderno, y además disponías de un pequeño balcón con mesa y dos sillas.

the blue pearl kata entrada habitación

Entrada a la habitación

the blue pearl kata habitación

Cama de la habitación

the blue pearl kata ducha

Ducha

the blue pearl kata baño

Interior del baño

Al lado del hotel hay un mercadillo que montan casi todas las noches, es enorme y acaba en un espacio lleno de mesas rodeadas de puestos de comida. Además hay bastantes comercios en los alrededores.

El hotel estaba bien pero cuando llegamos de madrugada cansados de todo el viaje, el recepcionista nos indicó que no podíamos pagar con tarjeta por lo visto debido a las horas que eran. Le sugerimos la posibilidad de pagar al día siguiente pero nos dijo que debíamos dejarle nuestros pasaportes como fianza y nos negamos. Así que entre todos, con los baths que llevábamos conseguimos pagar nuestra estancia.

Nos alojamos dos noches en dos habitaciones comunicadas y nos salió por 114€, como veis los precios son mucho más altos en las islas.

 

Phi Phi Island

En esta isla estuvimos tres noches pero nos alojamos en dos hoteles distintos. Cuando estuvimos seleccionando alojamiento vimos un hotel que nos enamoró pero la primera noche estaba todo lleno, así que nos alojamos en otro hotel a dos minutos andando para que el traslado fuera más cómodo.

Phi Phi Cozy Seafront Resort

Este hotel formado por cabañas y bungalows se ubica a 15 minutos andando del puerto donde te dejan los ferrys. Si contactas con ellos previamente te vienen a buscar las maletas y te las llevan el último día. Y a 5 minutos andando tenías una playa que por las noches se convertía en una especie de Ibiza. No os recomiendo esa playa para daros un baño, estaba muy sucia y era imposible ver el fondo, nada de aguas paradisíacas.

A la llegada el personal fue muy amable, nos recibieron con dos botellas de agua bien fresquitas ya que acalorados. Y ellos mismos nos llevaron las maletas hasta nuestra habitación. El hotel disponía de una pequeña piscina y una nevera donde te vendían bebidas frías.

Phi phi cozy vistas

Vistas desde el porche de la habitación

Phi phi cozy atardecer

Atardecer desde nuestra habitación

Reservamos dos habitaciones superiores con vistas al mar. Sin embargo, las habitaciones que nos dieron fueron unas superiores frente al mar. Nuestro porche daba directamente al mar, no había nada de por medio, y allí pudimos disfrutar de un maravilloso atardecer. Las habitaciones eran muy sencillas con escaso mobiliario, baño privado y un buen aire acondicionado.

Phi phi cozy cama

Interior de la habitación

El precio por una noche de dos cabañas con vistas al mar fueron 47€ en total. Muy buen precio.

 

The Cobble Beach

Este hotel fue nuestro capricho del viaje. Tienes la opción de alquilar cabañas o habitaciones. Y lo más destacable de este hotel es la piscina y bar con vistas al mar para disfrutar de los atardeceres.

The Cobble Beach desayuno

Desayuno con vistas

The Cobble Beach vistas desde la piscina

Vistas y relax en la piscina

The Cobble Beach piscina

Vistas desde la piscina y al lado nuestra cabaña

El hotel dispone de una bar abierto de 11 a 20h donde por las mañanas te sirven un maravilloso desayuno tipo buffet. No hay nada como despertarse y tener semejantes vistas mientras desayunas.  La piscina está abierta 24h, puedes bañarte por la noche siempre y cuando no hagas demasiado ruido. Y mientras el bar está abierto puedes tomarte una cervecita fresquito dentro de la piscina.

El personal es muy atento y amable. Se encontraba a dos minutos andando de nuestro anterior alojamiento. Quizás lo peor de este alojamiento es el acceso ya que la recepción está en lo alto de una loma y tienes que subir por unas escaleras de piedra.

The Cobble Beach cabaña

Interior de la cabaña

The Cobble Beach entrada a la cabaña

Entrada a la cabaña

Las cabañas eran completamente de madera con cama de matrimonio, nevera y un amplio baño. Además todas tenían un porche son un tendedero y sillas. Las vistas desde el bungalow no eran muy emocionantes daban a la siguiente cabaña. Pero como punto positivo todos días te daban dos botellas de agua por habitación.

Nuestra estancia en este alojamiento fue de dos noches, reservamos dos cabañas y pagamos 184€. Es el alojamiento más caro de Tailandia pero teniendo en cuenta que en Phi Phi los alojamientos eran bastante más caros que en el resto de Tailandia, mereció la pena.

 

Koh Tao

Esta fue nuestra última parada del viaje donde nos alojamos durante 4 noches para sacarnos nuestro título Open Water en la isla.

Aukotan Place Hotel

Este hotel lo escogimos por sus comodidades y su ubicación. Nuestra visita a Koh Tao se centraba en sacarnos el título de Open Water Dive. En la escuela de buceo donde realizamos dicho curso recomendaban varios alojamientos entre los que se encontraba este hotel. En esta ocasión la reserva la realizamos por la página Agoda.

El hotel se encontraba a 650 metros de la playa y de la escuela de buceo y a 1,5 km del puerto. El alojamiento disponía de recogida en el puerto por lo que indicándoles tu hora de llegada ellos te recogían allí mismo, y lo mismo para la vuelta.

El hotel es bastante nuevo y muy limpio. Tiene una sala común donde por las mañanas te ofrecen un variado desayuno. En la puerta del hotel hay un supermercado ¡¡enorme!! donde encontrarás comida, artículos de higiene, cosas para el hogar, etc. El personal del hotel fue muy amable y atento.

Aukotan Place habitación

Cama doble de la habitación

Aukotan Place y su detalle de bienvenida

Detalles de bienvenida

Entrada de la habitación en Aukotan

Entrada de la habitación

Nos alojamos en dos habitaciones dobles que eran enormes. Una decoración muy bonita, una amplia cama, nevera y dos botellas por habitación gratis al día. El baño también era amplio y cómodo.

Nuestra estancia fue de 4 noches en dos habitaciones dobles por  271,92€. Una muy buena relación calidad precio conforme a lo que buscábamos que era cerca de la escuela de buceo.

 

Bangkok

Nuestra última noche en Tailandia la pasamos en Bangkok. Llegamos a la ciudad de madrugada por lo que el alojamiento lo seleccionamos en base a la zona donde nos dejaba el autobús.

Tim House

Este hostal se ubica en una zona tranquila a 1km de Khao San y 1,4km del Gran Palacio. Ofrece recepción 24h que era algo imprescindible para nosotros en este caso. La recepción se encuentra en un bar-restaurante y el personal en general fue muy amable, sobre todo la chica que nos atendió al día siguiente.

Tim House hotel

Fachada del Tim House

Reservamos dos habitaciones dobles con baño privado y aire acondicionado. Las habitaciones eran pequeñas, bastante sencillas y la ventana no podía abrirse. Nosotros tan sólo pasamos una noche por lo que fue perfecto, dormimos y poco más. Al día siguiente preguntamos en la recepción y nos consiguieron un taxi para llegar al aeropuerto.

Habitación del hotel Tim House

Habitación doble

En los alrededores del hostel hay bastantes restaurantes tanto locales como de más categoría y está muy cerca de Khao San por lo que puedes darte un paseo hasta allí.

La noche de dos habitaciones dobles nos salió por 36€.

 

Resumiendo, todos los alojamientos tenían aire acondicionado y Wifi. Fueron un total de 16 noches y en total el alojamiento para cuatro personas nos salió por: 860€ (215€ por persona 16 noches).

Tal y como habéis visto nuestro alojamientos eran de un nivel medio. Si compartes habitación con más gente es mucho más barato y si optas por habitaciones con ventilador también baja el precio considerablemente.

Si tenéis alguna pregunta no dudéis en planteárnosla. Además os dejamos unos descuentos para usar en vuestra próxima reserva o quién sabe si en alguno de estos hoteles en Tailandia. Los descuentos son de 15€ en Booking y 20€ en Airbnb (sólo válido para nuevos usuarios). Pulsa en la siguientes imágenes o en los nombres de cada una de las plataformas en la frase anterior.